Cambio de armario en tres pasos

El otoño ha llegado y aunque no te apetezca, es hora de el temido cambio de armario.

Seguro que eres de las mías y tienes un auténtico lío con mucha ropa de verano y alguna cosa de entretiempo, como alguna chaqueta o camiseta de manga larga “por si acaso”.

La buena noticia es que estás delante de una gran oportunidad, es la hora de tomar decisiones y hacer paquetes de ropa para donar, regalar o vender. Si, si, has leído bien, hay que limpiar los armarios, sin remordimientos, o ¿es que no lo tienes prendas que hace tiempo/años que no usas? ¿Eres de las que guardan prendas que no son de tu talla o que piensa que volverá a estar de moda? Y es que, aunque así sea, cuando eso pasa ya no te lo quieres poner porque se ve antiguo, o porque simplemente no te apetece.

foto de smoda.elpais.com

 

¿Conoces a Marie Kondo y su método? Ella es una chica japonesa con miles de seguidores en el mundo a los que inspira con su metodología de orden y almacenaje. En resumen, dice que debes guardar lo que te hace feliz, si tienes que pensar mucho en si quedarte algo o no, entonces es que debes tirarlo.

Así que, vamos a seguir su método. Reserva un día que estés sola en casa para evitar distracciones y poder terminar el trabajo en el mismo día.

 

Foto de @mariekondo

 

Empezamos... Saca tu ropa del armario y haz tres grupos:

MONTÓN “BYE BYE”

Tienes que ser fría y calculadora… no es momento de romanticismos, debes ser práctica y recordar la última vez que te lo pusiste (seguro que hace mucho). Es el montón de lo que esté desgastado o dañado, que no te sienta bien, que esta pasado de moda o simplemente le has tomado manía. Introduce la ropa en una bolsa y ciérrala antes de que te den remordimientos, si está en la bolsa es por algo, ¿no?

 

foto de tipsparaellas.com

 

MONTÓN “ÚLTIMA OPORTUNIDAD”

¿Tienes dudas con esa chaqueta de flores? ¿Te encantan los vaqueros pero no son de tu talla? Esto si es tarea dura, pero es ahora o nunca… si lo dejas para otro momento, seguro que seguirá ocupando espacio de tu armario y finalmente te despedirás de ella al año siguiente.

Te propongo que te la pruebes, revisa con que te combina y después decide. Lo importante es que estés segura que lo usarás, si hay dudas, mejor despídete de ella.

Algunas preguntas que puedes hacerte:

 ¿Cuándo fue la última vez que me lo puse?

¿Me favorece el color?

¿Me sienta bien el corte?

¿Es de mi talla? Si me esta grande, ¿lo puedo arreglar?, si es pequeño ¿me lo podré poner de verdad?

¿Es una prenda complicada de combinar?

 

MONTÓN “ESTO SE QUEDA CONMIGO”

Todo lo que seguirás utilizando, apártalo bien, asegúrate que está limpio antes de guardarlo. Lo ideal sería que te quedes con un tercio de todo lo que tenías.

Organiza el armario siguiendo el método de Marie Kondo

 

CAJONES Y ESTANTERÍAS

Foto de @justanothermummyblog

Doblar y guardar en vertical, de este modo verás todo lo que hay en el cajón sin tener que rebuscar entre la ropa

Ordena por tipo de prenda y color, de claro a oscuro. El aspecto de tus cajones y estanterías será limpio y ordenado.

 

PERCHAS

Foto del elmueble.es

La ropa colgada ocupa mucho más espacio, utiliza las perchas sólo para lo necesario, como chaquetas, abrigos, vestidos largos o tejidos que se arruguen con facilidad. El resto doblado, verás cómo crece el espacio de almacenaje.

Las perchas y la ropa colgadas en la misma dirección, sigue el orden por tipo de prenda, color y de corto a largo. 

 

Ahora verás claramente que prendas nuevas necesitas para completar tu armario de la nueva temporada

 

¿Te ha gustado el post? Deja tu comentario 

 

Paqui Sirvent


Dejar un comentario